Es el momento de empezar con la depilación láser y estar lista antes arrancar con las vacaciones veraniegas o con las escapadas de fin de semana. En estos meses que quedan por delante hay tiempo para espaciar las sesiones y tener la piel preparada y depilada para lucirla cuando las temperaturas lo permitan. ¿Tienes dudas? Te las resolvemos.

Lo primero que hay que tener en cuenta son las garantías del centro donde realices las sesiones de depilación, porque no todos son iguales y la diferencia entre unos y otros se traduce en la eficacia de cada sesión y en el número de sesiones que vas a necesitar para terminar con la tarea.

Última tecnología en depilación en Ethia: Vectus

En Ethia te vamos a tratar con la tecnología Vectus, que gracias a un medidor de melanina por zona llamado Skintel, es capaz de analizar la piel y el pelo de cada paciente y ajustar el disparo de luz, lo que permite personalizar los tratamientos depilatorios y evitar los picos de calor y sus molestas consecuencias.

Estamos ante un láser de pulso suave cuyo disparo de luz es tan elevado que consigue aumentar la temperatura interna de la melanina tanto que llega hasta las células madre del folículo piloso destruyéndolo.

Existen en el mercado otras ofertas de depilación láser cuyo disparo no alcanzan más allá del tallo piloso o la matriz del vello, ambas partes cargadas de pigmento, lo que les resta eficacia. Sin embargo, el láser Vectus alcanza las células que no tienen casi pigmentación y esto nos lleva a otra gran ventaja: Nos encontramos ante una mayor eficiencia ante el pelo fino y con algo de pigmento.

Además el hecho de contar con un spot de ocho centímetros cuadrados hace que las sesiones sean más cortas, porque se trabaja más superficie por cada contacto.

Qué debes saber de depilación Láser

.- Debes tener una primera consulta con el médico estético que valorará tu piel, tu tipo de vello y el tratamiento que más te conviene.

.- Informa al profesional que te atienda sobre la medicación que estás tomando. Hay determinados fármacos, como tratamientos hormonales, anticonceptivos o anti acné que el especialista debe saber que están presentes por que pueden afectar a los resultados.

.- Si estás embarazada aplaza la depilación láser, la inestabilidad hormonal resta eficacia al proceso depilatorio.

.- No te expongas al sol antes de acudir a una sesión, puede hacer que el resultado será irregular.

.- El mes anterior opta por una depilación que no arranque el vello sino que lo corte, lo mejor es utilizar la cuchilla a partir del momento que hayas decidido escoger el láser.

.- Si eres usuaria de las cremas con retinol o con acido glicólico, apárcalas una semana antes de acudir a una sesión depilatoria. Otro tanto sucede si estás utilizando cremas anticelulíticas en la zona que vas a depilar, es recomendable no usarlas al menos unos días antes.

Y no te olvides de…

.- Exfolia bien la piel para eliminar todo tipo de impurezas y células muertas, además  debes mantenerla bien hidratada bebiendo litro y medio de agua diario y utilizando un body milk nutritivo después de la ducha.

.-Si el tratamiento al que vas a someterte es facial, desecha el maquillaje unos días antes y unos días después, sustitúyelo por polvos compactos.

.-También deberás dejar de lado los productos con alcohol porque son altamente irritantes para la piel, y el desodorante en el caso de ser la axila lo que vas a someter a la acción del láser.

.-Si no soportas las molestias que implica el láser y te decides por utilizar una crema anestésica, aplícatela dos horas antes de la cita con el especialista.

.- Después de cada sesión aplícate una crema calmante que contenga aloe y manzanilla para facilitar la recuperación de la dermis y mejora la irritación. También es aconsejable utilizar esta misma crema los días siguientes a cada sesión

 

Depilación de zonas delicadas

Entendemos por zonas delicadas aquellas que están cubiertas por una capa de piel más fina, o que están más expuestas, o que están próximas a partes muy delicadas o aquellas en las que coinciden más terminaciones nerviosas y por ello su tratamiento es algo más molesto. La cara, el contorno de los ojos, la parte interior de los mulsos, las ingles o la zona genital componen ese conjunto de zonas delicadas que se deben abordar de manera específica.

La depilación del vello de la cara presenta sus propias características por tratarse de una zona del cuerpo muy expuesta que, además,  está sujeta a influjos hormonales lo que obliga en ocasiones a combinar la depilación láser con otros tratamientos.

El vello facial suele ser menos duro y apreciable y necesita de un láser capaz de leer el pelo fino y sin matices. Solo un equipo con la potencia adecuada y manejado por un experto logrará la intensidad correcta y las sesiones justas para lograr la desaparición del pelo.

Los profesionales desaconsejan intervenir con depilación láser zonas como las cejas o el contorno de los ojos, por la delicada piel que los rodea y por su proximidad a los mismos. Sin embargo, en el entrecejo, el tratamiento con láser obtiene muy buenos resultados.

Para las zonas de las ingles, el interior de los muslos o el pubis, el proceso de depilación con láser es igual que cualquier otra parte del cuerpo, aunque un poco más molesto por la cantidad de terminaciones nerviosas que confluyen en la zona púbica. Por este motivo se utiliza crema anestésica en cada sesión.

Pásate por Ethia para aclarar cualquier duda y conocer nuestro equipo e instalaciones, te sorprenderá lo fácil que es acabar definitivamente con el vello.