Que los hombres han aprendido a cuidar su aspecto físico es un hecho. Lo vemos en la calle, lo dicen las encuestas y sobre todo lo reconoce la publicidad, que cada día se esfuerza más por llegar al público masculino, sin discriminar edad. Ahora que se cumplen 30 años de la aparición en el mercado de la primera línea cosmética  “Homme”,  se puede afirmar que estos productos han cumplido con éxito las expectativas de negocio. Sólo en España mueven 20 millones de € al año, 50 millones si sumamos colonias y perfumes.

Esta tendencia de cuidado personal también se ha abierto a otras áreas. La depilación del vello corporal está totalmente aceptada y los retoques estéticos son cada vez más buscados por los hombres. Cambios que se ven apoyados por hábitos que garantizan un buen aspecto físico: dietas saludables, práctica de ejercicio y actividades deportivas con constancia.

Los españoles, segundos en Europa en consumo de cosmética

Si en 1990 solo un 4% de los hombres reconocía utilizar productos de belleza facial más allá del gel de afeitado y el after shave. Hoy uno de cada dos admite que los usa y los compra personalmente.  No en vano España es el segundo país de Europa por detrás de Alemania en consumo de cosmética masculina y el cuarto del mundo.

Según una encuesta realizada por Philips y publicada recientemente por la Agencia EFE, la depilación corporal, exfoliación facial, mascarillas, manicura y pedicura o perfilado de cejas son algunos de los tratamientos a los que se han sumado los hombres porque son conscientes de que la imagen es importante tanto para las relaciones personales como laborales.

En lo que al afeitado corporal se refiere, si bien comenzó a generalizarse a través de la práctica deportiva, en estos momentos los motivos tienen más que ver con la higiene, la comodidad, la  estética y el hecho de sentirse atractivo.

hombres cuidados, estetica

Los hombres que viven en pareja se cuidan más

Este estudio realizado entre hombres de 18 a 35 años reveló que uno de cada tres se afeita varias veces a la semana si conviven en pareja, estadística que baja al 23% para aquellos hombres que no tienen pareja.  Pero incluso aquellos que han optado por no afeitarse la cara, el cuidado de la barba ya sea de tres días o poblada, es indispensable.

Entre los hombres que se depilan otras partes del cuerpo, no vivir en pareja es determinante pues “aumenta el número medio de zonas depiladas” y, curiosamente, “casi un 84% de los hombres con barba se depila, mientras que este porcentaje baja al 71% entre aquellos que lucen un afeitado apurado”, asegura la marca Philips.

Observando al público masculino del S. XIX descubrimos que los más jóvenes, son el público más entusiasta con el mimo personal. Cuidan el afeitado desde el primer aviso, se nota que es una generación que ha crecido con la práctica de la hidratación corporal. Los post-adolescentes han pasado de la hidratación de bebé a la crema hidratante con total naturalidad. Esta generación ha decidido evitar rastros de acné, se interesa por los consejos de limpieza y cuidado facial y su dieta.

En general, todas las generaciones masculina reconoce cuidarse mucho. Hacen deporte regularmente, mantienen una dieta saludable y equilibrada y cuando incurren en algún exceso lo compensa con ejercicio. Utilizan cremas hidratantes y quienes optaron por la depilación láser, aseguran estar totalmente satisfechos por la decisión.

Definitivamente los hombres han cambiado mucho. Ya no queda ni rastro del desaliño que hizo furor en los años 70 y que tanto ha costado eliminar. Cuidar el aspecto físico, abrazar la cosmética y optar por la depilación no solo significa: cuidarse y asearse sino que está en alza.