Ahora que estamos de lleno en la rutina y hemos puesto en orden nuestra vida después de las vacaciones, podemos centrarnos en recuperar nuestra imagen.

Después de los pocos o muchos excesos estivales. Tanto, si seguiste nuestros consejos para sobrevivirlo, o si tiraste la casa por la ventana, nuestra nutricionista Laura Santamaría ha confeccionado una dieta especial para recuperar tu piel después del verano. Sana, equilibrada y fácil de seguir.

Dieta especial para recuperar la piel 

Desayuno

naranjas, dieta para reparar la piel
  • 1 vaso de zumo de naranja con 2 comprimidos de levadura de cerveza y una cucharadita de germen de trigo.
  • 1 vaso de leche semidesnatada.
  • 1 rebanada de pan integral tostado con una cucharada de aceite de oliva virgen extra y una loncha de jamón serrano y queso.

Media mañana

dieta reparar piel
  • 2 kiwis o dos mandarinas.
  • 1 puñado de almendras o nueces o avellanas.

Comida

dieta reparar piel
  • Ensalada de lechuga o escarola con tomate y cebolla, rociada con una cucharada de germen de trigo.
  • Pollo estofado con zanahorias, guisantes, pimientos y patatas.
  • 2 rebanadas de pan integral tostado.
  • 1 racimo de uvas.

Merienda

dieta reparar piel
  • 2 yogures desnatados.
  • 3 orejones

Cena

dieta reparar piel
  • Crema de zanahorias  con calabacín y una cucharada de germen de trigo.
  • Tortilla de champiñones o bonito o atún a la plancha.
  • 2 rebanadas de pan integral tostado.
  • 1 manzana.
  • 1 infusión de cola de caballo con 2 comprimidos de levadura de cerveza.

 

¿Por qué esta dieta recuperará tu piel después del verano?

Porque contiene alimentos ricos en vitamina A, C, E, azufre, silicio o Zinc, pero sobre todo porque es una dieta equilibrada, especialmente confeccionada por una profesional en nutrición.

  • Vitamina A, presente en la calabaza, mandarinas, zanahoria, tomate, albaricoques, espinacas o yema de huevo. Favorece el incremento de pigmentos, ayudándote a mantener la piel sana y bronceada. 
  • Vitamina C, presente en naranjas, kiwis, fresas, frutas cítricas, orejones, col o pimiento crudo. Es un estupendo aliado contra el envejecimiento, porque contiene grandes propiedades antioxidantes. Combate contra las agresiones, especialmente producidas en verano y actúa en la producción de colágeno, proteína que da firmeza a la piel. Descubre más sobre el colágeno y cómo evitar su pérdida.
  • Vitamina E, se encuentra en las uvas, kiwi, aceites vegetales o cereales integrales. Es la principal vitamina antioxidante. Minimiza el envejecimiento, repara el tejido celular y mejora la circulación sanguínea.
  • Azufre, presente en judías verdes, guisantes, ajo, coles, huevos, pescados, levadura de cerveza. Es fundamental para una correcta pigmentación de la piel.
  • Silicio, presente en verduras verdes, cebolla, frutos secos, cola de caballo o salvado. Para evitar las estrías, las arrugas y el envejecimiento prematuro es imprescindible una dieta rica en silicio para la producción de colágeno.
  •  Zinc, presente en el yogurt, hongos o el trigo. Interviene, junto a la vitamina A, en la regeneración de la piel, proporcionando además tonalidad y elasticidad.

Recupera tu piel de manera sana y equilibrada.