Tradicionalmente los nadadores, ciclistas o culturistas eran de los pocos hombres que se depilaban, pero la verdad es que este ritual de belleza es cada vez mas compartido por muchos hombres que ven en ello un accesorio más de higiene y comodidad.

La cuestión es decidir que método es el más indicado según el tipo de pelo y la cantidad de vello repartida por el cuerpo. La mayoría llegarán a la conclusión de que la depilación láser es, si no el más, sí uno de los mejor indicados para casi todos los fototipos de pelo y el que más garantías de eliminación de vello ofrece.

En los hombres, también en las mujeres pero menos, la cantidad de vello corporal está muy ligada a la actividad hormonal y aquellos con altos niveles de concentración de testosterona presentan una mayor presencia de pelo en zonas que suelen incomodar como espalda, pecho, abdomen y hombros. Zonas donde el pelo comienza a aparecer a partir de los 20 años pero que puede seguir produciendo brotes nuevos hasta casi los 50. De cualquier forma, la depilación masculina no está recomendada durante el desarrollo hormonal, esto es hasta los 20-21 años.

¿Cuántas sesiones son necesarias?

La zona a depilar, el color y tipo de piel, el color del pelo, la profundidad y su grosor y la cantidad de vello por cm cuadrcara hombreado son factores que influyen decisivamente en la acción del láser sobre el folículo piloso. Es cierto que con la depilación láser se destruye una cantidad de vello que ya no vuelve a salir nunca, pero los niveles hormonales masculinos mantienen estimulado el crecimiento del vello, por lo que una vez finalizado el tratamiento va a ser necesario realizar sesiones de repaso cada cierto tiempo para mantener las zona limpias.

Las sesiones se realizan cada dos meses en la zona a tratar y, por poner un ejemplo, en partes del cuerpo no hormonodependientes, como brazos, axilas, pubis y piernas, para hombres de piel clara y vello negro y denso la depilación alcanza cien por cien de efectividad. Y en zonas como antebrazos, muslos o glúteos, que para las mujeres son más complicadas de tratar porque tienen un pelo muy fino, los hombres consiguen eliminarlo en casi en su totalidad.

Aunque en la mayoría de las zonas corporales se suelen emplear una media de ocho sesiones, en algunos casos alcanzar los resultados deseados para una depilación integral (todo el cuerpo) pueden ser necesarios varios años. No obstante, si lo que el paciente desea es perder esa densidad de vello que le hace sentir incómodo en zonas localizadas, con cinco sesiones puede lograr el objetivo.

¿Es doloroso?

No es un métodfit-1017419_1280o doloroso, si acaso algo incómodo en según y que zonas. Por ejemplo en la zona genital, donde la sensación traspasa el nivel de incomodidad y por ello se utiliza una crema anestésica que hace las sesiones más llevaderas.

Aunque las partes del cuerpo más demandadas por los hombres a la hora de depilarse son la espalda, los hombros y el pecho, lo cierto es que las manos, piernas y pies están entre las preferidas por los deportistas, y el entrecejo, el bigote y la barba cobran auge entre los que huyen de afeitarse a diario. En este último caso, el paciente además de lograr afeitarse una vez a la semana, resuelve la foliculitis de la barba.

 

¿Contraindicaciones?

La depilación láser, no está aconsejado para aquellos que se quieran hacer una depilación facial y padezcan de acné o que estén bajo algún brote de psoriasis. Lo mismo sucede si existe una infección con acompañamiento de fiebre.

Ya te hemos explicado como funciona, ahora te toca a ti dar el paso. Solo nos queda decirte que si tu quieres no hay ningún pero que valga.