Una de las partes del cuerpo que más nos cuidamos las mujeres es el pecho.  Nos preocupa todo lo que le concierne. Lo principal es que esté sano y que se conserve con la mejor apariencia.

Sobre la salud de pecho, es grato comprobar cómo crece exponencialmente el número de mujeres que desde edades bien tempranas se hacen controles rutinarios y exámenes médicos anuales.

Se recomienda realizar mamografías cada dos años a partir de haber cumplido los 50, lo cierto es que los controles periódicos con ecografías y mamografías comienzan alrededor de los 35 años.

Nos centrarnos en su cuidado estético

Qué debemos hacer para que el pecho se mantenga joven y no sucumba a las leyes de la gravedad. Hidratación, ejercicio y una buena contención son las normas básicas sobre las que se van a apoyar todos los demás consejos.

1.- Utiliza un buen sujetador. Una tarea  complicada cuando elegimos la prenda pensando más en su elegante diseño  que en su utilidad. Un buen sujetador debe ser cómodo de contorno, de manera que no se desplace y que la parte trasera quede cerrada a mitad de la espalda.

2.-La copa del  sostén es otro de los elementos a tener muy en cuenta. Hoy en día podemos encontrar la copa perfecta para cada mujer dada la cantidad de opciones que hay en mercado. Una que recoja la mama, sostenga y evite el movimiento, ayudará a mantener el pecho firme.

3.- Si haces deporte, el sujetador deportivo es la prenda más importante de tu atuendo.  Debe ser cómodo, que se ajuste bien al contorno del cuerpo, y que el elástico que sujeta el pecho quede justo por debajo de éste y que te dé libertad de movimientos sin retorcerse

4.- Protege la piel de las agresiones del sol. Nos encantan los escotes pronunciados, sobre todo las épocas de verano.Una buena protección solar es el mejor aliado contra el envejecimiento de ésta piel que actúa de sujetador natural.

5.- Hidrata la piel que rodea el pecho diariamente. Una buena crema después de la ducha y beber litro y medio de agua te garantizan un aspecto saludable. Límpiate adecuadamente los senos con un jabón neutro y sécate sin frotar de manera agresiva, de esta forma evitarás granitos indeseados.

6.- Deja de fumar. Este consejo es uno de los básicos contra el envejecimiento. La nicotina estrangula los vasos sanguíneos y hace que los tejidos reciban menos oxigeno. Igualmente, la química que llevan los cigarros destruye la elastina y el colágeno acelerando las arrugas y la aparición de manchas.

Ejercicios para la tonificación del pecho

El pecho es una glándula sujeta por los músculos pectorales que la rodean. Mantener éstos tonificados es imprescindible para conservar la firmeza de esta parte de nuestro cuerpo. Os presentamos unos ejercicios sencillos, básicos y muy efectivos.

.- Tumbada en el suelo,  sujeta unas mancuernas con las manos  delante del pecho y a la altura de los hombros, manteniendo el brazo abierto en ángulo recto. Extiende los brazos hacia arriba y recoge. Realiza 3 series de 12 levantamientos. Las mancuernas pueden ser de 500 gr y si te ves animada puedes ir sustituyéndolas por pesas  de 1 kilo.

        .- En la misma postura, coloca las manos delante del pecho sujetando  las mancuernas. Extiende los brazos hacia afuera a la altura de los hombros. Igual que en el ejercicio anterior, repite la extensión y la recogida en 3 series de 12. Es importante que mantengas el abdomen firme para conseguir una mayor tensión durante el ejercicio.

    .- En posición de plancha y sosteniendo el cuerpo con las puntas de los pies y los brazos extendidos a la altura de los hombros, inclínate hacia el suelo y eleva de nuevo. 3 series de 5 al principio serán suficientes para reforzar la musculatura de la caja torácica.