Aunque las buenas temperaturas se resisten a abandonarnos, estamos ya a mediados de otoño, y tenemos los primeros fríos a la vuelta de la esquina, así que es el mejor momento para reparar y recuperar la piel y el cabello de cara al invierno.

Como pauta general, debes tener en cuenta que el verano y el invierno son las estaciones más agresivas para tu piel y tu cabello, ya que solemos someterlos a condiciones extremas de temperatura y sequedad, por eso la primavera y el otoño son dos épocas propicias para tratamientos de belleza que nos ayuden a preparar la piel y el pelo para la siguiente estación.

Limpieza y exfoliación en otoño

Ya sabes que la limpieza al menos dos veces al día, rigurosa y no agresiva, es el primer paso para cualquier ritual de cuidado y belleza.

Pero ahora que ya no tiene sentido tratar de prolongar el bronceado veraniego, puedes considerar la posibilidad de hacer una limpieza más en profundidad de efecto exfoliante que te ayude a afinar la capa córnea de tu piel (la más externa) que se ha engrosado con el sol.

En casa puedes utilizar diferentes productos exfoliantes de manera habitual, pero si tienes la piel sensible o necesitas un peeling en profundidad, te recomendamos que visites a un especialista que te recomiende el tratamiento más adecuado a tu edad, tu tipo de piel y el estado en el que se encuentra.

No olvides que tu cuerpo también necesita una exfoliación que descubra de nuevo el brillo natural de tu piel, especialmente en el caso de los pies, una zona especialmente seca que estará notando negativamente el efecto de los zapatos cerrados y las botas.

Hidratación y nutrición esencial

Después de las formulas ligeras de verano y de los primeros días del otoño, ha llegado el momento de volver a fórmulas más untuosas que hidraten y nutran en profundidad tu rostro y tu cuerpo.

No debes olvidar la protección solar aunque ya no estés tan expuesta ni los días sean tan soleados, así que puedes buscar una crema hidratante que incluya una protección de 25 IPF.

Recuerda el poder nutritivo de una buena mascarilla. Tanto en la cara, para mantener la piel del cutis elástica, sana y nutrida, como en manos y pies. Prueba a aplicarte una buena crema nutritiva específica en pies y en manos antes de acostarte y cúbrelos con unos guantes de algodón y unos calcetines. Verás como a la mañana siguiente los resultados son fantásticos.

Tratamientos faciales especial otoño

El otoño es la estación ideal para varios tratamientos faciales, ya que tienes por delante unos meses en los que la exposición solar será menor, así que vamos a hacer un repaso de los más eficaces en estas fechas:

  • Eliminación de manchas solares y otras lesiones pigmentadas: tanto si se trata de manchas solares a consecuencia del último verano, como si son lesiones que han aparecido hace tiempo, cuanto antes las elimines, mejores serán los resultados. Ponte en manos de un médico especialista que te recomiende el tratamiento más adecuado: peeling químico médico, tratamientos láser (Lime Light, Plexr, Génesis), tratamientos de cabina o la combinación de varios de ellos.
  • Lifting y blefaroplastia sin cirugía: tratamientos correctores del óvalo de la cara, que rejuvenecen el rostro y la mirada, y mejora el aspecto general.
  • Iluminadores, con peeling médicos que devuelven la luz natural a una piel apagada y grisácea.
  • También es buen momento para volver a tratamientos antienjecimiento: ácido hialurónico, con factores de crecimiento, relleno facial y de labios, etc.

Tratamientos corporales

A estas alturas es posible que los buenos propósitos que te hiciste al terminar el verano se hayan olvidado. Es momento de recuperarlos y de avanzar hacia una alimentación más saludable y una vida más activa. Y no olvides que esta es la época ideal para los tratamientos corporales.

Los expertos recomiendan un mínimo de 150 minutos de ejercicio semanal (viene a ser 30 minutos diarios de lunes a viernes), solo tienes que integrarlos en tu rutina diaria. Por ejemplo, empezar a ir andando al trabajo, o subir andando las escaleras del metro o de tu casa, o dar un buen paseo a ritmo ligero a tu perro. No solo mejorarás tu aspecto y te sentirás más ágil, sino que aumentará tu autoestima y disminuirá significativamente tu riesgo cardiovascular.

Pero si te sobra peso, necesitas unas pautas de nutrición y no te ves capaz de hacerlo tú sola, ponte en manos de un especialista que te ayude. El momento ideal es ahora, antes de que empiece todo el caos navideño. Así llegarás a fin de año con algún kilo menos y la mentalidad adecuada.

Por otro lado, con la depilación láser ocurre lo mismo: cuanto antes, mejor. Tu piel ya no está bronceada, y es el momento ideal para empezar a eliminar el vello no deseado. Así estarás lista para los primeros días de playa de la próxima primavera.

Lo mismo ocurre con los tratamientos de varices, si empiezas ahora te da tiempo a eliminar tus varices a tiempo para cuando pienses en descubrir tus piernas.

Tratamientos capilares

En estas fechas es normal y habitual que se caída el pelo. Se llama alopecia estacional de renovación capilar, y es algo habitualmente no tiene más importancia y se resuelve solo. No obstante, si crees que la caída es mayor que en años anteriores o forma pequeñas calvas, debes acudir a un especialista.

Si notas que tu cabello ha quedado estropeado, seco y sin brillo, puedes  seguir una serie de consejos que te damos a continuación.

  • Un buen corte de pelo ayuda a sanear el cabello y a mejorar su aspecto
  • Masajear y cepillar el cabello de forma vigorosa contribuye a aumentar el riego sanguíneo en la zona, lo que es beneficioso para el nacimiento del pelo
  • Prueba tratamientos tópicos a base de queratina, y no olvides utilizar productos específicos para tu tipo de cabello, incluyendo mascarillas y champús nutritivos.
  • Pon especial cuidado en tu alimentación, una falta de hierro puede afectar negativamente a tu cabello. No olvides incluir también vitaminas A, B y C, el zinc, la biotina y el ácido fólico.

En todo caso, ten en cuenta que el ciclo del cabello es de alrededor de 3 meses, por lo que un disgusto serio o un problema de salud hace tres meses te estará pasando factura ahora, y si el tema está resuelto a día de hoy, dentro de tres meses lo más seguro es que el estado de tu cabello haya mejorado también.

No olvides que, como el resto del año, una alimentación completa, sana y equilibrada te ayudará a mantener tu piel y tu cabello en las mejores condiciones.