El mercado de la cosmética se renueva constantemente. El cuidado de la piel del rostro, prevenir su envejecimiento y mantener la tez limpia de impurezas con una disciplina espartana es una rutina ya interiorizada. Pero no siempre lo hacemos correctamente. El agua micelar nos ayuda conseguirlo, siempre.

Es un producto cosmético que lleva ya algún tiempo en el mercado. Su composición se basa en un tipo de moléculas, llamadas micelas, que tienen propiedades lipófilas y atraen aquellas partículas que no son solubles en agua, de manera que la suciedad y la grasa o sebos presentes en la superficie de la piel son arrastrados y eliminados.

El agua micelar es un producto idóneo para incorporar al neceser de limpieza sobre todo en la rutina matinal. Ayuda a retirar las células muertas y las impurezas que los poros han expulsado de la dermis durante el descanso nocturno y prepara la piel para el maquillaje. Es rápido, cómodo, de fácil uso y no resulta caro. Perfecto para llevar en viajes o cuando vamos con prisas.

Pero si la pregunta es si es un buen desmaquillante, tendremos que decir que no en todos los casos porque va a depender del tipo de maquillaje que utilices, si es ligero o intenso. La realidad nos dice que no es tan efectivo como los productos de base oleosa, que tienen una mayor capacidad para arrastrar los restos de maquillaje, máscara o sombras de ojos.

Pero si además tus productos cosméticos son del tipo waterproof, el agua micelar se te quedará corto. En estos casos el binomio loción + tónico, o jabón neutro espumoso suelen ser más efectivos.

No todas las aguas micelares son iguales, como todo en cosmética. Las hay para casi todos los tipos de piel: mixtas, sensibles o secas. Por su composición, libre de alcoholes y perfumes, suelen estar indicadas para  las pieles más sensibles y dermatológicamente más susceptibles a cualquier elemento externo porque limpian sin dañar ni irritar.

Cosas a tener en cuenta

1.-Pueden llevar esencias de té verde (con propiedades antoixidantes), aloe vera (con efecto calmante), con manzanilla o rosa mosqueta, que aporta ingredientes regeneradores. De cualquier manera no olvidemos que se trata de un producto de limpieza y lo más importante es la sensación que nos deje en la piel y su capacidad para arrastrar las impurezas.

2.-Si tu piel está en el segmento más sensible, lo habitual es que también estés utilizando cosméticos apropiados que no se adhieran a la piel intensamente. En ese caso el agua micelar puede utilizarse como un desmaquillante adecuado.

3.-No refrotes la piel con el algodón impregnado de agua micelar, una o dos pasadas son suficientes para dejar la piel limpia. Insistir y apretar puede dar lugar a irritaciones.

4.- Después de utilizarla  no es necesario pasar un tónico o aclarar porque por su composición,  no deja rastros en la piel como sucede con las leches limpiadoras. Si te limpias con agua micelar puedes aplicarte seguidamente una crema hidratante.

5.- Ayuda a mitigar los signos de la fatiga o el cansancio. Sus propiedades hidratantes (no olvidemos que el agua es su principal componente) y refrescantes minimizan el aspecto cansado de una jornada estresante.

 

Los cinco siguientes consejos

6.- Si eres de las que tiene que maquillarse dos veces o retocar después de hacer deporte o una ducha tardía, el agua micelar te aporta una limpieza rápida y suave de los restos del maquillaje anterior y del sudor,  dejando la piel preparada para volver a maquillarla.

7.- Para desmaquillar los párpados, las pestañas y el contorno de los ojos es preferible utilizar un desmaquillante oleoso que arrastrará todas las partículas de los cosméticos. Si luego pasas suavemente un algodón con agua micelar es un plus que deja la piel lista para aplicar tu hidratación habitual.

8.- Las pieles sensibles e irritables no deben probar los productos cosméticos por primera vez en la cara. Antes de renovar tus habituales haz un pequeño test en la cara interna del antebrazo para saber si provoca alguna reacción o lo puedes utilizar sin riesgo.

9.- Nunca debes acostarte con restos de maquillaje en la cara. La noche es el momento que la piel aprovecha pare regenerarse, si está cubierta de restos de polvos o maquillaje taponas los poros y no respira. Es el abono más efectivo para manchas, puntos negros o irritaciones.

10.- Aunque no te maquilles, limpia igualmente la piel del rostro cada noche para que la crema hidratante sea más efectiva y luzca al día siguiente luminoso y descansado.