Aunque para tener un detalle con la persona amada no hacen falta fechas eminentes ni  recordatorios especiales, a veces no está de más dejarnos llevar por la marea y cumplir con la tradición. El 14 de febrero, fecha en la se conmemora al santo más enamoradizo es un día tan bueno como otros para obsequiar a la pareja. El truco infalible para acertar de pleno es saber escuchar y no pretender que lo más nos gusta a nosotros es lo que más le va gustar al de enfrente. Si quieres sorprender y recibir la recompensa de la gratitud, sondea con disimulo sobre sus aficiones o deseos, presta atención a los pequeños detalles que le delatan y arriésgate en la propuesta. No siempre lo más tradicional es lo más agradecido.

Para que tengas diferentes opciones ahí van una serie de propuestas que presentadas con cariño y envueltas en mucho amor pueden convertir este San Valentín en una fecha memorable.

Regalos de San Valentín para los deportistas

1.- Si es deportista lo tienes más o menos fácil con la cantidad de gadgets que existen el mercado para complementar  el atuendo universal de zapatillas, camiseta y pantalón deportivo, pero si quieres dejarle con la boca abierta ofrécele una sesión de electro-fitness  para  dos en Ethia. Una prueba que no le va a dejar indiferente y  de paso compartís sudores de una manera original.

2.- Siguiendo con el tema deportivo, y si es aficionado al running, las Runnerbox  o cualquiera de sus  variantes son un buena opción. En cada caja encontrarás un  código runner para que se inscriba en una de las 3.500 carreras que existen el  país y que puede elegir a lo largo de dos años. Carreras urbanas, de montaña, la que sea. Hay para principiantes y para expertos y por supuesto, también para parejas.

regalos-san-valentin-2

Regalos de San Valentín para los que se cuidan

3.- Un tratamiento de belleza. En Ethia  puedes encontrar un regalo envuelto en puro mimo. Un tratamiento medico estético en cabina. Desde 20 a 60 minutos de placer y cuidado que, además, rejuvenece la piel. Con productos de alta calidad  en formato de cremas, geles, mascarillas, barros, el tratamiento cosmético pasa a ser un sofisticado regalo de belleza.

4.- Atrévete a regalarle un par de sesiones de depilación laser muy atrevidas. Un regalo para parejas muy compenetradas que tendrás que presentar en un contexto insinuante que aventure los placeres posteriores.  Después, ya si eso que siga depilándose por su cuenta si ha disfrutado de la experiencia.

Regalos de San Valentín para los melómanos

5.- Dos entradas para un concierto. Las semanas están llenas de conciertos en casi todas las ciudades. Música para todos gustos y a ti te corresponde saber cuál es el grupo o los grupos que más le gustan. No tiene porqué ser para la próxima gira de U2 o de Gun & Roses cuyas entradas ya han alcanzado precios prohibitivos. Seguro que encontrarás alguna cita musical de su agrado en un local grande o pequeño que te hará quedar como un hada madrina cumpliendo deseos.

6.- Una canción. Si tienes inspiración y sabes componer una letra o si tenéis una historia que contar, puedes regalar una canción personalizada. Paginas como esong.com, tugramola.com, teregalounacancion.com, o unas cuantas más que encontrarás en la red, se encargan de ponerle música y voz a la canción elegida y que te sonará al mejor de los grades éxitos.

Regalos de San Valentín para amantes de la gastronomía

7.- Si te inclinas por una experiencia gastronómica que vaya más allá del chuletón o del asador, hay una  larga lista de restaurantes con los que triunfar invitando. De todos precios y de todo tipo de cocina. Solo tienes que  buscar un poquito y sorprenderl@. Pero si tu objetivo es no alejarte demasiado de casa, puedes contratar un servicio de catering para que te lo sirvan en casa. En internet encontrarás el que más te convenga solicitando el presupuesto con anticipación. La música y el ambiente lo pones tú.
8.- Disfrutar de una cata de vino. Una experiencia gastronómica para dos pero no para comer. Diferentes locales organizan, a veces en fechas fijas o por encargo, catas de vinos, cavas o cerveza. Se trata de aproximarse a estos productos tan habituales desde otra perspectiva y aprender a escoger el mejor acompañante para cada comida. Sin duda una lección estimulante si se comparte con la pareja.

Esperamos que estas ideas os ayuden a conquistar el éxito y de paso el corazón de la persona  amada.

Feliz San Valentín.