Como en todas las dolencias, lo ideal sería poder prevenir las varices, sin embargo, no es tan fácil. La genética, la edad, el género o el embarazo son factores que desencadenan su aparición. Aún así, si podemos retrasarlas evitando pequeños gestos cotidianos y entre ellos, el sobrepeso y la vida sedentaria.

La dieta es un elemento que te ayudará a mejorar. Uno de los factores que desencadena las varices es la obesidad o el sobrepeso. Una nutrición equilibrada, que cuente con alimentos que favorezcan la circulación sanguínea y un estilo de vida donde el deporte moderado reactive tu cuerpo será muy bienvenida. Pero también hay otros detalles, que aunque parezcan insignificantes, son vitales si tienes varices.

¿Qué hacer para prevenir las varices?

  1. Evita los tacones siempre que puedas, sobre todo si tienes por delante una jornada larga y previsiblemente pesada.
  2. Utiliza medias de compresión especiales para estas lesiones. En esto también hemos avanzado y donde antes encontrabas unos pantys monstruosos, hoy puedes encontrar en el mercado algunas mucho más atractivas y cómodas.
  3. No pases mucho tiempo de pie, la gravedad es inexorable y cuanto más tiempo estemos de pie más dificultades tiene el sistema circulatorio para moverse por las piernas.
  4. Tampoco pases mucho tiempo sentado. Si tu trabajo te obliga a ello, levántate de vez en cuando y anda.
  5. Eleva las piernas cuando estés descansando o para dormir. Por la misma razón que en el caso anterior, facilitar el retorno venoso por las piernas nos ayudara a mantener las varices a raya.
  6. Deja de fumar. El tabaco es enemigo de nuestro cuerpo y en el caso de las varices, más aún.
  7. Realiza alguna actividad que implique ejercicio moderado, como gimnasia en la piscina, natación, spinning o cualquier ejercicio que favorezca la circulación sanguínea en las piernas pero sin cargarlas ni provocar más hinchazón.
  8. Los masajes manuales en la zona afectada y la hidroterapia que combina el frío y el calor son muy efectivos y alivian la sensación de pesadez y dolor en las piernas.
  9. Controla los niveles de colesterol, la presencia de grasa en el sistema circulatorio señala el camino para la aparición de las varices.

Eliminarlas cuanto antes, alimentación sana y equilibrada y ejercicio moderado, son la base para evitar que una incomodidad inicial pase a limitar nuestro estilo de vida. Afortunadamente, los tratamientos de eliminación de varices han evolucionado muchísimo. Ahora se opta por métodos que evitan la cirugía, las cicatrices, la inmovilización del paciente.

En una primera consulta médica una de las cosas que va a evaluar el especialista es nuestro estilo de vida porque introducir cambios en él va a mejorar la calidad y el resultado del tratamiento y, por supuesto, evitará el agravamiento de las lesiones.