Con el encendido de las luces navideñas se abre el telón de los festejos del mes de diciembre. Todo se tiñe de rojo y dorado para adentramos en una vorágine de celebraciones cuya mayor expresión está en las reuniones en torno a una mesa. Si sumamos todas las citas con la familia, amigos o compañeros de trabajo, nos encontramos con cerca de una decena de comidas extraordinarias donde el exceso marca la tendencia. Comidas muy elaboradas con productos a los que ni nos acercamos durante el resto del año, acompañadas de cava, buenos vinos y unas cuantas copas en las que el agua es un mero aderezo. Además de postres navideños ricos en azúcar, almendras y grasas. Sin pecar de exageración, bien podemos afirmar que cada comida alcanza entre 2.000 y 2.500 calorías. Más de lo recomendado por día. Por mucho que controlemos o intentemos reducir, cuidar la dieta durante el mes de diciembre es bastante improbable.

No obstante, sí podemos seguir unas pautas que nos permitan acabar estas festividades sin un kilo de más, una subida de colesterol o un descontrol dietético que acabe en hipertensión.

¿Cómo salvamos los excesos de navidad?

  • Se consciente de los compromisos sociales a los que vas a acudir y planifica con antelación los menús de aquellas citas que te toca preparar.
  • En las reuniones en torno a una mesa es complicado eludir las comidas abundantes, por lo que te aconsejamos tratar de equilibrar la alimentación del resto de la semana con comidas de menor valor calórico, a base de verduras, pescados y carnes al plancha y  fruta.
  • Durante los interludios festivos prepara platos con poca grasa y menos azúcares. Si te decides por pasta o arroces, que sean integrales. Atrévete con productos que acaban de irrumpir en nuestras cocinas, como la quinoa. Limita mucho el consumo de carnes rojas durante este mes y procura restringir la sal. Por el contrario, condimenta los platos con hierbas y especias que aportan sabor y son saludables. En la misma medida, cambia los rebozados y fritos por la cocina al vapor, la plancha o el horno.
  • El ejercicio físico se va a convertir en el mejor aliado de estos días. Si quemamos lo que comemos, el efecto de la desmesura gastronómica va a ser muy pequeño. Por ello hay que aumentar la cantidad y el tiempo que le dedicamos al deporte. Si habitualmente caminas 45 minutos diarios, intenta que sea una hora. Si vas a la piscina una vez por semana, duplica las visitas. No hace falta ganar en intensidad respecto a lo que estás acostumbrado pero sí en cantidad.
  • Aunque no es la panacea, sí ofrece buenos resultados realizar un día a la semana una dieta Detox. Rica en batidos de frutas y verduras aportaran un chorro de energía y nutrientes y ayudará a eliminar toda la toxicidad acumulada con el último banquete.

Consejos excesos navidad

De cualquier forma, recuerda que estos días son para disfrutar de la compañía, de tus familiares y amigos, donde la mesa es sólo una excusa. Relajarse y darse tregua es necesario a veces. Pero por si acaso, la nutricionista de Ethia Laura Santamaría ha elaborado un listado de consejos para preparar los banquetes y disfrutar sin remordimientos:

  • Si te toca preparar el banquete, busca palitos de apio, zanahoria cruda y combínalos con yogur sazonado con pimienta, sal y condimentos.
  • Si eres el invitado, consume algo ligero en casa, así llegarás con menos hambre.
  • Pon los entrantes que vas a comer en un plato, para no consumir de forma arbitraria y abusar.
  • Consume canapés “Light”; de salmón, huevo… y evita los que son a base de crema, queso crema…
  • Evita quesos maduros como Gruyere, Brie y embutidos y elige quesos frescos como panela, cottage, requesón que están elaborados a base de yogur.
  • Incluye una ración de vegetales o fruta en todas las comidas (ensaladas).
  • Evita comidas muy grasas: elimina la parte grasa de los alimentos antes de cocinarlos.
  • Consume pocas salsas. Sustituye la mantequilla o margarina por aceite de oliva.
  • Consume postres en porciones pequeñas. Incluye manzanas, peras, macedonias de frutas y añade yogur desnatado en tus postres.
  • ¡Cuidado con el alcohol! Son calorías vacías. Mejor una copa de vino en la comida y una copa de cava en los turrones.
  • Para acompañar mejor soda, agua y gaseosas dietéticas. No abuses de los refrescos.
  • Come liviano durante el día ya que las celebraciones serán copiosa.
  • No repitas platos. Consume con moderación. Come a gusto, pero sin excesos.
  • Haz la sobremesa con una infusión digestiva.
  • Mastica despacio los alimentos.
  • Bebe 1,5 litros de agua al día.

Pero sobre todo, ¡Disfruta de la navidad!